attitude of gratitude

Actitud de Gratitud

          Recuerdo que cuando era un niño en Puerto Rico soñaba con la idea de competir a nivel internacional. Yo tenía dieciséis años con sólo cuatro años de experiencia de lucha olímpica y estaba ansioso de probar las habilidades que ya había aprendido a nivel mundial. Sin tener idea de cuánto tiempo me tomaría luchar a este nivel, estaba dispuesto a hacer los sacrificios necesarios ya fueran dejar temporalmente mi familia y amigos para llegar a esta meta. Con la ayuda de mi entrenador de lucha olímpica y otros me conectaron con una familia en Tampa Florida, que estaba dispuesto a hospedarme por un tiempo. La parte más difícil fue convencer a mi madre que iba a estar en un mejor sistema con mejores oportunidades para el futuro. Después de casi dos meses de suplicarle, mi madre de alguna manera se convenció de que yo estaba tramando algo serio. Ella aprobó y me fui.

         Completamente solo y con una sola pieza de equipaje el avión llegó al aeropuerto internacional de Tampa y de repente choqué con la realidad de que no sabía nada acerca de la familia que iba vivir. Decidido a continuar con el viaje esperé sentado junto a reclamo de equipaje en busca de alguien que llamara por mi nombre. Entonces me encontré con el Sr. Grajales quien más tarde me llevó a conocer a la familia que me ofrecería hospedaje, los Joyce. Cuando llegué a la casa de esta familia, recuerdo que pensé que vivir con ellos iba a ser un reto para ambos porque yo hablaba muy poco Inglés y ya su perro Ewok quería atacarme cada vez que me veía. Sin embargo, lo que al principio parecía una lucha sin fin resultó ser dos de los mejores años de mi vida.

          Tengo que agradecer al Sr. Mike y su esposa Debbie Joyce porque tienen tres niños y literalmente me agregaron como uno más de sus hijos. Ellos pasaron incontables horas tratando de entender lo poco que sabía de Inglés o el lenguaje corporal tipo cavernícola que solía hacer tratando de comunicarme como podía. Ellos me apoyaron y viajaron muchas horas para verme luchar como lo hicieron con sus hijos. Además uno de sus hijos, Ryan, pasó muchas horas enseñándome álgebra en las noches. También, me llevaron muchas veces a la iglesia y a tomar lecciones de piano. De hecho, me compraron un piano para principiantes que lo llevé a la universidad y continué aprendiendo más tarde. Por lo tanto, les doy las gracias por su amor incondicional, por su disposición de tomar los riesgos de tener a un niño con sueños, por convertirse en ese milagro que necesitaba tan desesperadamente durante esa temporada de mi vida.

Al igual que la familia Joyce han habido otras personas que también invirtieron en mi vida. ¿Te acuerdas de las personas que te amaron, apoyaron, y animaron durante una temporada de su vida? ¿Por qué ellos pudieron hacer la diferencia en tu vida?

Posted in Perspectiva and tagged .
  • Ammi Lopez

    Yo recuerdo como mis papas siempre me apoyaron en mis estudios de musica. Ellos nunca se detuvieron y me dieron sacrificadamente. Mas tarde en mi vida, otras personas como mis maestros y amigos me apoyaron para seguir mis estudios y me apoyaron en necesidades que tuve. El haber tenido a tantas personas asi me hizo aprender que ahora yo tambien quiero ser asi para otros.

  • Victor M lopez

    “Más bienaventurado es dar que recibir”, dice Su Palabra. No podemos dudar que los brazos de Él están extendidos hacia nosotros, a través de la presencia y apoyo de personas, en formas y expresiones que ni siquiera imaginamos. NO es una deuda que se paga con favores ni con regalos. La mejor manera de expresar nuestra gratitud, es brindar tus talentos para que los menos favorecidos también tengan la oportunidad de crecer y ser mejores personas. Esto nos hace valiosos como seres humanos. Un abrazo desde la ciudad de Xalapa, Veracruz, donde también tienes un hogar!